Educación en el Siglo XXI – Paradigmas en revolución

El presente video da cuenta de la imperiosa necesidad de cambio de paradigma en lo que refiere al proceso de educación escolarizada. Se plantea un problema concreto, se describe(n) la(s) causa(S) y se propone un curso de acción pertinente y ajustado a los requerimientos de la época actual.

Según el autor, los niños de esta época se encuentran sobreviviendo la tensión existente entre la realidad que se les impone y las obsoletas herramientas que el sistema educativo les provee para abordarla. Tal como dijera Salinas Ibañez, J. (1999) , “…No parece aconsejable limitarse a explorar nuevos medios sin salir de los viejos modelos”.
Explica que en estos momentos, la educación pública está cambiando como resultado de la aparición de nuevas necesidades: necesidades económicas y culturales, estas últimas orientadas hacia la creación de una identidad cultural. Así como está, el sistema educativo resulta caótico para las nuevas generaciones por las siguientes razones:
1. asume un modelo de la mente y una concepción de la inteligencia alineada con los conceptos imperantes de la época del iluminismo intelectual: es inteligente aquel que es capaz de desarrollar el razonamiento deductivo y ‘sabe’ quien posee conocimiento de los clásicos.
2. se encuentra vertebrado en los principios básicos de la industrialización: estructuras edilicias compartimentadas, alumnos divididos en grupos etarios, timbre para indicar el comienzo y fin de las actividades, etc.
3. resulta funcional a los intereses (económicos) de la industrialización y por lo tanto…
4. estimula la estandarización
5. sostiene un constante movimiento homeostático identificando actitudes reaccionarias y encuadrándolas en el marco de la patología psíquica (niños medicados por diagnóstico de ADD) bajo la pretendida justificación de una ‘epidemia’ ficticia.

El autor denuncia que el sistema actual, tal como está planteado, resulta obsoleto y carente de respuestas a la multiplicidad de necesidades que propone un nuevo contexto caracterizado por la omnipresencia de las telecomunicaciones, la inmediatez de la producción y divulgación del conocimiento y el corrimiento de la concepción de productividad: conocer no sólo es manipular datos (conocimiento acumulativo) sino también es desarrollar estrategias de búsqueda de información y gestión inteligente de la propia formación y del propio tiempo (aprendizaje estratégico).

Propone la creación de un nuevo paradigma educativo cuyo protagonista es un sujeto activo, histórico, crítico de su propio pensamiento y tendiente a la construcción del conocimiento en su relación con los otros, al trabajo cooperativo y colaborativo. Dicho paradigma se encontraría encolumnado en el concepto del pensamiento divergente. Se entiende por pensamiento divergente aquella forma de pensar la realidad que habilita al sujeto a:
1. proveer distintas soluciones para un mismo problema; capacidad de múltiples respuestas
2. interpretar un mismo problema de distintas maneras y desde distintos ángulos.

María Teresa Gambino

Muchas gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: